martes, 4 de enero de 2011

Edchera. Los últimos Laureados.

Maderal Oleaga
La mayor condecoración militar en las Fuerzas Armadas Española es la Cruz Laureada de San Fernando. Su concesión se debe a grandes actos heroicos que no hayan sido fruto de la temeridad. Para otorgarla se hace un juicio donde se discute los pros y los contras del seleccionado para tal honor. Poseer está condecoración, no es por tanto nada fácil y de hecho hace ya casi medio siglo que no se otorga. La acción que supuso la entrega de las dos últimas Laureadas se dio en la Guerra de Sidi-ifni, concretamente en el combate de Edchera, el 13 de Enero de 1958. Los héroes que la recibieron a título póstumo fueron dos legionarios, el Brigada Francisco Fadrique Castromonte y el Cabo Juan Maderal Oleaga, aunque su concesión se prorrogó hasta 1961 y 1966 respectivamente, lo que da idea de toda la burocracia y dificultad que hay para ser laureado.


Brigada Fadrique

Todo empezó el día antes, cuando las fuerzas marroquís encuadras en el Ejército de Liberación Sahariano, atacaron a la guarnición española destacada en El Aaiun. Aunque los moros fueron rechazados, concentraron sus esfuerzos en la parte sureste de la colonia, donde atacaron el día 13. Allí solo había dos compañías de la XIII Bandera que estaban en misión de reconocimiento, la 2ª y la 3ª, mientras que la 1ª estaba en reserva y la 5ª de apoyo. Estaban a unos 2 kilómetros de Edchera cuando fueron emboscados por el enemigo. Mientras que la 2ª y la 3ª compañías hacían lo que podían para fijar al enemigo, llego la 1ª para tratar de envolverlo. La 2ª Compañía avanzo algo más para que el enemigo no consiguiera replegarse, y en esta acción murió su Capitán, Jauregui, y los legionarios que con él iban. Para proteger el flanco de la 2ª, se mandó a la 1ª. El Brigada Fadrique mandaba la 3ª Sección de la 1ª Compañía de la XIII Bandera de la Legión, que sería la que llevó el peso de la acción, llegando al cuerpo a cuerpo para impedir la penetración del enemigo y teniendo que establecerse en defensiva al tener menos hombres y estar en terreno desfavorable frente al enemigo y ser imposible al avance, aunque permitiendo así el repliegue a zona segura del resto de la Bandera. Se encuentra así el Brigada Fadrique con 31 hombres frente a los 500 del enemigo. Sus hombres iban cayendo y decidió ir retirándolos poco a poco, quedándose finalmente el solo con el cabo ametrallador Juan Maderal Oleaga hasta que ambos murieron a balazos. La sección había perdido 20 de los 31 hombres, incluídos el jefe de sección y los tres jedes de pelotón, pero había acabado con más de 200 enemigos.

Las bajas totales de ese día fueron 37 legionarios muertos (Capitan Jauregui, Tenientes Gomez Vizcaino y Martin Gamborino, Brigada Fadrique, Sargentos Simon Gonzalez, Arroyo y Fernandez Valverde, 4 Cabos primeros, 4 Cabos y 22 legionarios) y 50 heridos (2 Tenientes, 2 Sargentos, 3 Cabos primeros, 6 Cabos y 37 legionarios), además de un muerto y un herido de la IV Bandera que reforzaban a la XIII.

El Cabo Juan Maderal Oleaga da nombre a la Bandera de Operaciones Especiales de la Legión (BOEL), hoy en día GOE XIX. Era vasco, natural de Erandio, donde tiene un monumento que ha sido mutilado por los etarras, los mismos que asesinaron a su hermano, Jose María Maderal Oleaga.

Estatua de Maderal Oleaga






Bibliografía: http://www.cyberhermandalegionaria.com/


http://www.amigosdeltercertercio.com/


http://www.todoarmas.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...